Skip to main content
Rate this post

Hay mucha realidad y mucha ficción alrededor del mundo de los tatuajes blancos, de manera que vamos a aprender más acerca de este tipo de tatuaje en Barcelona, las razones por las que puede ser interesante hacérnoslo y, sobre todo, analizaremos sus particularidades, durabilidad y algunos consejos que os ayuden a garantizar un tatuaje original, diferente y sobre todo lo más duradero posible.

Tatuajes blancos

Qué son los tatuajes blancos

La tinta de color blanco también se utiliza la hora de realizar tatuajes en Barcelona, aunque generalmente su uso está pensado para la realización de pequeños detalles que incluyen reflejos y brillos en otros tatuajes.

Sin embargo, son muchas las personas que han intentado buscar una alternativa al tatuaje tradicional en Barcelona, optando por los novedosos tattoos blancos, otra opción que puede ser interesante aunque hay que tener en cuenta que es menos duradera y que presenta unas características que es importante valorar antes de someternos al proceso.

El tattoo blanco es básicamente un tatuaje en el que tan sólo se utiliza tinta blanca, aunque evidentemente también se pueden añadir otros detalles con colores diferentes, pero siempre con el predominio del blanco como color principal.

Es importante que tengas en cuenta que el color blanco no tiene tanta intensidad como te pueda parecer en un primer momento, es decir, si buscas por Internet, seguramente habrás visto tatuajes blancos que brillan mucho y que tienen una gran intensidad, pero en realidad el color blanco no consigue este efecto.

La mayor parte de tatuajes que puedas encontrar por la red y que sean tan maravillosos, en realidad se trata de fakes, ya sea porque en realidad no se trata de un tatuaje sino un dibujo sobre la piel, o muchas veces también puede haber sido tratado mediante herramientas de dibujo y diseño como es el caso de Photoshop, por lo que en la imagen aparenta una cosa que no es en realidad.

De esta manera, es importante entender que un tatuaje blanco es con una tinta blanca y sin brillo, es decir, observarás una marca ligera pero sin que exista excesivo contraste con la piel, muy especialmente si tu piel tiene una tonalidad clara.

Por qué hacerte un tatuaje blanco en Barcelona

Los tatuajes blancos están especialmente pensados para pieles más morenas, ya que sólo así se consigue que realmente pueda resaltar el dibujo.

De cualquier manera, es un tipo de tatuaje que, como vamos a ver un poco más adelante, tiene una durabilidad baja, y generalmente desaparece por completo en poco tiempo.

Es por ello que está especialmente pensado para aquellos que se quieren hacer un tatuaje que dure más que los tatuajes temporales y que sea un tatuaje de verdad, pero no para conservarlo durante toda la vida.

Pese a su baja durabilidad, tiene una ventaja importante que es el hecho de ofrecer una alternativa de tatuaje original y diferente en Barcelona, muy característica y que además pasa más desapercibida, por lo que se adapta a todo tipo de gustos e incluso puede ser una opción diferente al tatuaje oscuro para aquellas personas que trabajan de cara al público o en empresas o con trabajos en los que no están bien vistos los tatuajes.

Un tipo de tinta delicada y que desaparece con facilidad

Tal y como puedes observar, los tatuajes blancos son llamativos, interesantes y sobre todo ofrecen una perspectiva diferente en comparación con el tatuaje tradicional, pero lo cierto es que las cosas no son lo que parecen, y es que la tinta blanca presenta algunos problemas que es importante destacar.

Lo más importante es que la tinta blanca no tiene la suficiente solidez, lo que significa que su durabilidad es mucho menor en comparación con el resto de tintas de otros colores.

De esta manera, si utilizamos un poco de tinta blanca dentro de un tatuaje para añadir un poco de detalle, no suele haber problemas puesto que se trata de cantidades muy pequeñas y que van enmarcadas con tintas de otros colores.

Sin embargo, al tratarse tan sólo de tinta blanca que compone el tatuaje, sin ningún marco en negro ni en otro color, la durabilidad es muy baja, por lo que es un aspecto que tienes que tener muy en cuenta para analizar si realmente te interesa hacerte tatuajes blancos o, por el contrario, seguir utilizando como hasta ahora el color a modo de complemento en otros tatuajes con diferentes colores.

Ir al contenido