Skip to main content
5/5 - (1 voto)

Los tatuajes de acuarela son sin duda un estilo de tattoo fantástico y con unas características muy particulares que lo diferencian del resto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que también es un tipo de tatuaje más delicado, de manera que vamos a aprender más acerca de ellos, y sobre todo os daremos algunas recomendaciones importantes si os planteáis su realización.

Tatuajes de acuarela

Qué son los tatuajes de acuarela

Las técnicas y la tecnología han avanzado tanto en los últimos años dentro del gremio del tattoo en Barcelona, que cada vez podemos disfrutar de tatuajes mucho más sorprendentes y con una elevada calidad.

Un buen ejemplo de ello son los tatuajes de acuarela, los cuales permiten recrear los dibujos de acuarela de forma sorprendente, pero en lugar de hacerlo sobre el papel, se realizan directamente sobre la piel.

Para llevar a cabo este tipo de tatuaje, el tatuador superpone veladuras con diferentes opacidades, gracias a lo cual se consigue el efecto deseado que es el de pintura disuelta sobre la piel.

Sin embargo, es evidente que la piel no tiene las mismas propiedades que el papel, es decir, en realidad, esa disolución que nosotros observamos no existe realmente, sino que se convierte en un efecto visual para nuestro ojo que logra esos degradados y esas combinaciones tan particulares y por supuesto tan características de la acuarela.

Aunque es un tipo de tatuaje que es más solicitado por las mujeres, cada vez son más los hombres que deciden incorporar algún elemento de acuarela en sus tatuajes, debido a su gran colorido y al fantástico efecto que causa.

Como curiosidad, este estilo de tatuaje es muy reciente, ya que tiene poco más de 10 años de desarrollo, con lo cual también es normal que a día de hoy todavía no se vean muchos tatuajes de este tipo.

La degradación del tatuaje de acuarela

Es muy importante que tengas en cuenta que el tattoo de acuarela en Barcelona es un tipo de tatuaje más exclusivo, no sólo por sus características artísticas o visuales, sino por el hecho de que es un tipo de tatuaje que se degrada con una mayor rapidez y facilidad.

Lo que ocurre es que pierde la intensidad más rápidamente, por lo que en pocos años habrá quedado más diluido, lo que significa que habrá que proceder a retocarlos o a cambiarlos por otro antes de lo que sería necesario con otros estilos de tatuaje y otras técnicas diferentes.

De hecho, es de los pocos tipos de tatuaje que pueden llegar a desaparecer casi por completo por sí mismos, lo cual puede ser también una ventaja interesante para algunos clientes que buscan un tatuaje que no permanezca durante tanto tiempo sobre la piel.

Recomendaciones para hacerse este tipo de tatuajes en Barcelona

Una de las principales razones por las que este tipo de tatuaje se degrada y se distorsiona con tanta facilidad es precisamente debido a que en la mayor parte de casos no se utiliza tinta negra para la delimitación del dibujo, e incluso, este color se emplea con menor frecuencia.

Es por ello que algunos tatuadores recomiendan realizar esta delimitación para aumentar su durabilidad, o por el contrario, también existe la posibilidad de realizar repasos en Barcelona con mayor frecuencia, en cuyo caso no tenemos que preocuparnos aunque requerirá asistir con mayor regularidad al gabinete.

De cualquier manera, al ser un tatuaje que tiene tan pocos años en el mercado, por el momento no podemos tener la total seguridad de saber el modo en que va a evolucionar más allá de este tiempo, ya que los problemas de degradación se inspiran especialmente en los resultados observados en los primeros años, pero es cierto que las tintas y las técnicas van evolucionando con el paso del tiempo, por lo que de igual manera, los tatuajes de acuarela irán asentándose y ofreciendo una alternativa más duradera y que no requiera de tantos retoques con los años.

Ir al contenido