Skip to main content
Rate this post

Los tatuajes lauburu representan una figura muy particular que llama la atención y que además se presta a crear combinaciones asombrosas y originales para dar una mayor exclusividad al conjunto. Vamos a conocer el origen y significado de este tipo de tatuaje, así como los elementos que mejor lo caracterizan, sin olvidar los consejos que debes tener en cuenta antes de someteros a vuestro primer tatuaje.

Qué son los tatuajes lauburu

El tatuaje lauburu, también conocido como tatuaje cuatrisquel o tatuaje tetrasquel se basan en la cruz que recibe este nombre y que es de origen europeo, siendo frecuentemente utilizada por los celtas y germanos.

Originalmente era conocida como cruz cuatrisquel o cruz tetrasquel, y pasaría a utilizarse en zonas del norte de España como Galicia y Asturias, para posteriormente entrar en Aragón y finalmente en el País Vasco, donde la utilizarían para sustituir la esvástica ortogonal idéntica a la alemana que utilizaban los nacionalistas vascos a principios del siglo XX.

Los vascos pasarían a denominar la cruz lauburu, y actualmente ha dejado de ser utilizadas en el resto de zonas mientras que en el País Vasco sigue formando parte de su cultura, y es utilizada a menudo en algunas de sus representaciones.

Tipos de tattoos lauburu

Principalmente se pueden encontrar dos tipos de tattoos lauburu que son:

  • Tatuajes lauburu orientados a la derecha.
  • Tatuajes lauburu orientados a la izquierda.

Elementos y símbolos más importantes

Los tatuajes lauburu se suelen representar de forma simple, sin excesivos elementos añadidos.

Significado de los tatuajes lauburu

Hay que tener en cuenta que el origen de la cruz cuatrisquel o cruz tetrasquel es previa al cristianismo, debido a lo cual existe una constante discusión acerca de sus significados reales, entre los cuales destacan:

  • Representa el sol.
  • El movimiento o las edades del hombre.
  • Si se enfoca hacia la derecha representa la vida.
  • Si se enfoca a la izquierda representa la muerte.
  • Representan la energía y la vitalidad masculina.

No obstante, hay que tener en cuenta que en la actualidad es básicamente la cruz lauburu y forma parte de la cultura vasca en especial dentro del ámbito político, siendo ampliamente utilizada por los partidos nacionalistas para sustituir la esvástica.

En qué parte del cuerpo quedan mejor los tatuajes lauburu

Este tipo de tatuaje generalmente se realiza en pequeñas dimensiones y por tanto se puede ubicar en prácticamente cualquier parte del cuerpo, desde los hombros hasta en cualquiera de las extremidades, manos, pies, cuello e incluso en la zona del pecho.

También se pueden realizar con formatos de mayor tamaño, en cuyo caso generalmente irán localizados en el pecho o en la parte alta de la espalda.

Tatuajes lauburu

Consejos antes de hacerme un tatuaje lauburu

Si quieres disfrutar de un tatuaje profesional, bonito y de calidad y no quieres correr riesgos innecesarios durante el proceso, deberás tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No te hagas un tatuaje si antes no lo has meditado correctamente, y nunca te lances de manera impulsiva, porque sientas en un momento dado que te apetece hacértelo, por una apuesta con unos amigos ni similares, ya que tarde o temprano te puedes arrepentir.
  • Debes acudir a un tatuador profesional que te ayude a tomar decisiones acertadas en relación con el tipo de tatuaje, además de que tendrás la tranquilidad de que utiliza todos los medios de seguridad necesarios además de ofrecerte un trabajo mucho más estético.
  • Escucha siempre las recomendaciones que tu tatuador, ya que tiene más experiencia y puede darte información que te resulte muy valiosa. Abre tu mente cuando hables con él.
  • Estudia bien la zona de tu cuerpo que quieres tatuar y evita hacerte tatuajes muy visibles si se trata de la primera vez. El objetivo es que no te arrepientas después del trabajo.
  • Deberás tener muy claro el tipo de diseño que quiere sobre tu piel, y en este sentido, lo mejor es trabajar directamente con el tatuador, el cual te va a dar algunas recomendaciones muy interesantes.
  • Una vez que tomes la decisión, es muy importante que tengas en cuenta los consejos de antes, durante y después del tatuaje para garantizar tu seguridad y para conseguir un diseño mucho más bonito y profesional.

Es muy importante que tengas en cuenta los consejos que vamos a detallar a continuación a lo largo de todo el proceso del tatuaje

Antes de tatuarte

Cuando llegue el día en el que te vayan a realizar el tatuaje, es muy importante que te hayas preparado adecuadamente, y para ello te ofrecemos estos consejos:

  • Depila la zona donde se va a realizar el tatuaje, dejando un buen margen alrededor para que el tatuador pueda trabajar sin dificultad. Muy especialmente si no te de pilas con habitualidad, te recomendamos que lo hagas al menos una semana antes de que llegue el día de la sesión, ya que así la zona se habrá recuperado y no presentará rojeces o heridas.
  • La piel deberá estar bien limpia, lo que significa que es recomendable exfoliarla pero utilizando un exfoliante suave. Esto lo podemos hacer aproximadamente unos cuatro días antes para garantizar que, si se ha irritado ligeramente la piel, en el momento del tatuaje estará en perfectas condiciones.
  • Otro aspecto del que te debes preocupar es de la hidratación de tu piel, por lo que con un mínimo de antelación de una semana deberás aplicar una buena crema hidratante no sólo en la zona donde se va a hacer el tatuaje, sino también en los alrededores. Esto a ser posible se realizará dos veces al día, ya que es muy importante para que el tu piel esté perfecta en el momento del tatuaje.
  • También con una semana de antelación es interesante que te alimentes muy bien, consumiendo una buena cantidad de proteínas, frutas y verduras, de manera que tu cuerpo esté bien nutrido el día del tatuaje.
  • No debes consumir alcohol ni ningún tipo de droga al menos durante 48 horas antes del tatuaje. Si estás tomando algún tipo de medicación, deberás indicárselo al tatuador.
  • Es muy importante que estés bien descansado, por lo que en especial la noche anterior al día del tatuaje debes descansar al menos ocho horas y asegurarte de que es un descanso de calidad, ya que así estarás mucho mejor preparado para afrontar la sesión de tatuaje.

Cuando te estés tatuando

No olvides la importancia de tener en cuenta estas consideraciones cuando te estés tatuando:

  • Ir en ayunas puede ser muy peligroso para la salud, sobre todo porque puede darnos un bajón de tensión.
  • Es muy importante que hayas descansado adecuadamente las horas previas al tatuaje para que tu cuerpo esté preparado para la experiencia.
  • Si se trata de un tatuaje que puede durar horas, te recomendamos que lleves contigo un bocadillo o algo para almorzar, de manera que en alguno de los descansos pueda recuperar las fuerzas y aportar nutrientes a tu organismo que le van a venir muy bien.
  • Las prendas con las que te vistas deberán ser anchas y sobre todo muy cómodas, evitando estrecheces sobre todo en la zona a tatuar.
  • Antes de ir al gabinete es muy importante que te duches bien para prevenir infecciones y también para evitar una mala experiencia para el tatuador.
  • El día del tatuaje no te apliques ningún tipo de crema o producto sobre la zona donde se vaya a realizar el trabajo.
  • No puedes consumir alcohol ni drogas el día del tatuaje, ya que aunque pienses que te puede ayudar a resistir el dolor, en realidad puede incluso aumentarlo, y en algunos casos puede ser peligroso para la salud.
  • Tres ir acompañado del día en el que te vayan a realizar el trabajo, pero lo más aconsejable es que la persona que venga contigo se quede fuera para que no distraer al tatuador.
  • No es el momento de expresarte, debes estar completamente relajado y olvidar los problemas y obligaciones durante este rato para que el tatuador pueda trabajar más cómodamente.
  • Mientras que estén realizando el tatuaje no te toques la zona, y mantente quieto en todo momento para que el tatuaje salga mejor.

Una vez haya finalizado el tatuaje

Una vez haya terminado el trabajo, deberás cuidar el tatuaje del siguiente modo:

  • Plástico de protección: se deberá mantener cubierto el tatuaje al menos durante cuatro horas después de la sesión para evitar que entren bacterias.
  • Limpieza e higiene del tatuaje: se deberán realizar durante las dos primeras semanas siguiendo las recomendaciones del tatuador:
    • Lavar el tatuaje: se lavará dos veces al día con agua fría o tibia. Utilizaremos jabón hipoalergénico suave y tan sólo se utilizarán las manos, masajeando suavemente la piel. Mucho cuidado con las esponjas y los paños que pueden estropear el tatuaje.
    • Seca del tatuaje: con una servilleta y dando ligeros toques seguirá absorbiendo toda la humedad que haya en el tatuaje. En ningún caso se deberá frotar ya que esto podría irritar la zona.
    • Oxigenación: el tatuaje se debe dejar al aire unos 30 minutos después del secado, ya que de esta manera por una parte se va a evaporar toda la humedad que pueda quedar, mientras que por otra también se oxigenará la piel y mejorar su estado.
    • Hidratación: comenzaremos a aplicar la crema hidratante en el momento en el que nos indique el tatuador. En cualquier caso, cuando lo hagamos el tatuaje tendrá que estar bien aireado y seco, y sobre todo es muy importante aplicar muy poca crema hidratante para asegurarnos de que se absorbe por completo, ya que si añadimos en exceso, lo que ocurre es que se crea un entorno donde las bacterias se desarrollan mejor, además de que podemos ahogar la piel del entorno del tatuaje.
    • Protección: de nuevo es importante proteger el tatuaje cubriéndolo de la forma que nos haya indicado el tatuador.
  • En el caso de que notemos picor en la zona del tatuaje, lo que no debemos hacer nunca es rascarnos ni frotar, ya que puede dañar el tatuaje e incluso favorecer una infección. Lo que se recomienda es colocar una compresa fría en la zona o cualquier otro elemento a baja temperatura con lo que se notará un gran alivio.
  • Nunca deberá darle el sol directamente puesto que afectará negativamente a la piel y por tanto al tatuaje. El vendaje nos protegerá durante las primeras semanas, una vez que lo retiremos, siempre y cuando vaya a haber una mínima exposición al sol, es importante añadir un buen protector solar para garantizar que todo el proceso finaliza correctamente.
  • Tampoco se recomienda que se acumule humedad en el tatuaje, ya que favorecerá el desarrollo de bacterias y afectará negativamente al diseño.
  • No se puede sumergir el tatuaje en el agua, por lo que hay que evitar las saunas, los baños, a la playa y las piscinas, y cuando nos luchemos lo haremos de manera breve, sin que el tatuaje se moje en exceso.
Ir al contenido